Relevamiento Salud Mental Primera Edición, agosto 2020.

Compartimos material elaborado con los primeros resultados del relevamiento desarrollado a través de Delegades y los Grupos de Salud Mental de la APSS.
Los ejes centrales del relevamiento han sido las condiciones de atención a usuaries de Salud Mental y las condiciones laborales de les trabajadores en Guardias y salas de internación en Hospitales generales de agudos y monovalentes en el actual contexto de Emergencia Sanitaria por Pandemia COVID-19.

Descargá el relevamiento:

Relevamiento Salud Mental 2020


Comunicado por Covid-19

A 4 meses de declarada la Emergencia Sanitaria Nacional por COVID-19 Nosotres decimos:
Han pasado cuatro meses ya desde el inicio de la pandemia, encontrándonos nuevamente en la “fase 1” de las medidas de aislamiento social obligatorio, una medida necesaria ante el aumento de contagios y la imposibilidad del sistema de salud de dar respuesta suficiente en sus condiciones actuales. Sin embargo, pese al tiempo transcurrido, el gobierno de la ciudad aún no ha delineado estrategias básicas para la atención de aspectos fundamentales e impostergables para la garantía de la vida.Ante los dichos del Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, en las últimas conferencias de prensa, desde la Asociación de Profesionales de Servicio Social (APSS) -gremio que nuclea a les trabajadores sociales de la CABA-, nos vemos en la obligación de denunciar públicamente una vez más cuál es la realidad en nuestros lugares de trabajo.Como trabajadores sociales estamos insertes en las áreas programáticas donde la cantidad de contagios creció más rápidamente, conocemos la realidad de la Villa 31, de la 1-11-14, de la 21-24, de Zavaleta, de Constitución, porque nuestros hospitales y centros de salud están ubicados en esos lugares y podemos afirmar que las condiciones de atención a la población, que no son más que nuestras condiciones de trabajo, son precarizadas. Quienes bregamos por una salud pública universal, integral, gratuita y de calidad necesitamos expresar lo que sucede, exigiendo una vez más mejores condiciones de trabajo y atención para todes!

Programa Detectar, UFUs y Coronabus
La implementación de estrategias diferenciales para el abordaje de la pandemia es, en principio, una necesidad urgente del sistema de salud para un abordaje adecuado. Desde algunos sectores de salud junto a diferentes organizaciones barriales hemos exigido respuestas acordes a las necesidades que se presentan en los barrios populares de la ciudad. Sin embargo, el gobierno de la ciudad realiza propuestas para las cámaras, mientras precariza aún más las condiciones de atención y trabajo en los barrios. La entrega de los resultados de los hisopados que se realizan en las Unidades de Febriles (UFUs) llega a demorar más de 24hs. La espera de dichos resultados se hace en condiciones insalubres que oscilan entre el hacinamiento y la intemperie. Los mecanismos para la entrega de los resultados son precarios y muchas veces rompen los encuadres para la garantía de la confidencialidad que los mismos revisten. Luego, quienes tienen un resultado positivo, deben volver a esperar horas hasta que son trasladades en el Coronabus (que cada vez tiene menos puntos de traslado) o la ambulancia correspondiente; en general, sus familiares no llegan a ser informades sobre su paradero, por lo que quedan familias incomunicadas por días, lo que se supera únicamente con las redes informales que armamos les trabajadores. La falta de canales formales de comunicación dispuestos por el Gobierno de la Ciudad para acceder a la información es una muestra del maltrato institucional que recibe la población.

Violencia institucional
La violencia institucional que reciben les usuaries es repudiable por la vulneración sistemática de sus derechos. En esta coyuntura, esto se traduce en una enorme dificultad para lograr que las personas se acerquen a los dispositivos, por temor a ser trasladades en forma compulsiva, exponerse a largas horas de espera, por miedo a quedar expuestes en el barrio, por no contar con redes de cuidado garantizadas para sus hijes o personas dependientes, etc. Todas situaciones que el gobierno de la ciudad ignora e invisibiliza perpetuando el armado de protocolos de atención sin la participación de les trabajadores y la comunidad. Protocolos que no elaboran ninguna acción en relación a las epicrisis, el trabajo en torno a las condiciones post alta y los procesos de atención en los hoteles, no contemplan las dificultades para garantizar la internación conjunta efectiva de madres con recién nacides, se desentienden de las responsabildiades en torno al orotrgamiento de los equipos de protección personal (EPP) correspondientes a todo el personal involucrado, etc. Todas situaciones que constituyen un abanico de maltratos institucionales hacia usuaries y trabajadores.Los protocolos de GCBA aseguran el seguimiento telefónico; y los medios de comunicacion refieren que se garantizan alimentos y asistencia. Esto no es así. Los llamados son esporádicos, los alimentos y asistencia es acotadísima para algunes, y nula para la mayoria.

Políticas públicas integrales urgente!
La entrega de alimentos y de artículos de limpieza que realiza el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) para que las familias puedan mantener el aislamiento indicado es irrisoria, no alcanza a cubrir las necesidades básicas de los grupos familiares, lo cual les obliga a romper la cuarentena o pasar hambre dentro de sus viviendas, que además están marcadas por el hacinamiento y la falta de agua que aún persiste en algunos barrios. Larreta, al frente de la Ciudad más rica del país, no dispuso ningún tipo de ingreso adicional para que las personas puedan atravesar esta crisis. La cuarentena con hambre es un crimen!La articulación interministerial para que se garantice la atención de aspectos elementales, como las situaciones de violencia machista, la vulneración de derechos de la niñez, los padecimientos de salud mental, la emergencia habitacional, es inexistente. Los organismos dan aún menos respuestas que antes de la pandemia. En este contexto siguen vaciando programas elementales, como el ADOP-ADOPI, un programa de salud mental que brinda atención interdisciplinaria en domicilio a la población. En muchos casos, las instituciones se encuentran cerradas o con trabajo remoto sin condiciones adecuadas para su desarrollo, lo que intentamos una vez más saldar a través de la articulación entre trabajadores, pero sin política pública acorde, con recursos puestos al servicio de las mismas, son muy precarias las respuestas que se puede dar a problemáticas cada vez más complejas.

La atención de la salud no es integral
En las conferencias de prensa hablan de una mayor dotación de camas y respiradores, pero nada dicen de que no han aumentado el personal necesario para brindar la atención. A 4 meses de iniciada la emergencia sanitaria, no se ha delineado ningún plan de atención a las otras problemáticas de salud que aquejan a la población -como el Dengue- sobre las cuales se ha retaceado la atención, fundamentalmente porque el personal de salud resulta insuficiente para abordar la pandemia y las otras necesidades relativas a los procesos de salud, enfermedad y atención. Se desafecta de sus tareas a profesionales para que realicen la atención en las UFUs, tareas que ni siquiera son de su especificidad como puede ser la carga de datos epidemiológicos, y esto provoca que se reduzca la atención, por ejemplo, de salud sexual, de enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión, etc. Sumado a esto, nos estamos enfermando, y cuando les trabajadores nos contagiamos o debemos permanecer aislades no son garantizados suplentes o reemplazos, sino que se sobrecarga a nuestres compañeres o incluso ese servicio se deja de brindar.Por otro lado, el registro de la información de les usuaries se ha convertido en un sinfín de programas informáticos desarticulados, sobre los cuales les trabajadores no hemos tenido incidencia alguna. La historia integral de salud ni es integral ni esta integrada a nada, la falta de información clara, precisa y lo mas abarcativa posible condiciona la atención que brindamos en un contexto en que varios equipos de trabajo intervenimos en una misma situación de salud. La información se vuelve inaccesible, más allá del maquillaje que intentan con nuevas historias digitales impuestas en plena pandemia.

Lo único esencial es la vida
En distintos medios el Ministro de Salud de la CABA, Fernan Quiros, dice que los elementos de protección personal están garantizados pero cualquier trabajador sabe que esto no es así. Hay fallos judiciales, infinidad de notas presentadas antes las autoridades hospitalarias y de áreas programáticas, pedidos de reuniones a funcionarios, se hicieron varias jornadas de lucha de salud, aplausos en las puertas de hospitales y centros de salud, campañas de fotos, comunicados, radios abiertas, en todos se reclaman EPP suficientes y de calidad. Exigimos también que se otorguen las licencias para les compañeres que están incluidos dentro de los grupos de riesgo Esto no fue escuchado y hace pocos días la desidia estatal se llevo una vez más la vida de un trabajador, en este caso del enfermero del Hospital Durand, Julio Aguirre. Pedimos que se garanticen testeos periódicos al personal de salud para prevenir el contagio entre trabajadores. Cabe aclarar que comenzaron a hacerlos cuatro meses después del inicio del aislamiento y con test de mala calidad que debieron retirar de los hospitales y centros de salud.Nuestras condiciones laborales son críticas, la falta de medidas de protección efectivas y suficientes nos exponen a poner en riesgo nuestras vidas, las de las personas con las que trabajamos y a quienes atendemos, y la de nuestras familias.Por eso exigimos mejoras inmediatas en nuestras condiciones de trabajo y la apertura de las paritarias YA! Es de una enorme hipocresía llamarnos esenciales y negarnos nuestro derecho mas legítimo a un salario digno.A través de estas líneas hemos intentado volcar todas las situaciones que hemos compartido en las más de 20 reuniones abiertas de delegades de nuestro gremio, en cada llamado entre compañeres, en la desesperación y la angustia de estos 4 meses de trabajo, porque nos hemos enfermado, hemos estado aislades y hemos sido testeades con materiales de mala calidad.

Por todo esto exigimos una vez más a las autoridades correspondientes que habiliten los canales de diálogo que tanto dicen sostener. Les pedimos públicamente al Subsecretario de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria Dr. Gabriel Armando Battistella y a la Subsecretaria de Atención Hospitalaria Dra. Laura Beatriz Cordero que nos respondan los incesantes pedidos de reunión que hemos realizado desde el inicio de la pandemia en forma urgente!


Cuidado de les trabajadores 4a

❗️❗️ Desde la APSS levantamos la voz de les compañeres en Hospitales, Centros de salud, Cemar y otros dispositivos y
reclamamos medidas de cuidado para les trabajadores de la salud.

A partir de lo trabajado junto al Cuerpo de Delegades resaltamos los siguientes puntos para poder desarrollar una adecuada atención en la emergencia sanitaria actual:

Un protocolo construido con les trabajadores!

Dotación de Elementos de Proteccion Personal!

Revisión y ampliación de licencias!

Ingreso único con triage a todas las instituciones!


4 de abril, aniversario del asesinato de Carlos Fuentealba

☝🏼 Hoy se cumple un nuevo aniversario del asesinato de Carlos Fuentealba, su recuerdo, la lucha de la que formó parte, nos plantea qué respuesta dar como trabajadores a la crisis que vivimos.

Fuentealba era docente de Neuquén y en el 2007 participó de la pelea a nivel nacional por la educación pública, varias provincias no iniciaron las clases en reclamo de aumento de sueldo y condiciones de trabajo dignas. El 4 de abril de ese año les docentes decidieron cortar la ruta en Arroyito para que sus reclamos sean oídos. Pero la respuesta del entonces gobernador de la Provincia, Jorge Sobish, fue la represión, y el policía Darío Poblete por la espalada, a quemarropas, le tiró un proyectil de gas lacrimógeno a Fuentealba y lo asesinó.

La reacción docente y de la comunidad toda no se hizo esperar, rodearon la casa de la Provincia, Sobish debió huir en ese momento y Darío Poblete fue encarcelado. Aún falta el juicio y castigo para los responsables políticos de la represión, Sobish debería estar tras las rejas. Por eso seguimos recordando y exigiendo para terminar con la impunidad.

El recuerdo de Fuentealba se inscribe en la historia de lucha de les trabajadores por sus derechos, es un testimonio más de que la situación actual, con la educación y la salud públicas devastadas, tiene que ver con un proceso histórico de desfinanciamiento del Estado y de negar los reclamos de les trabajadores. Y hoy la realidad nos lo afirma con una crudeza terrible, les trabajadores en el sistema público de salud compramos los insumos para atender en la pandemia, los fabricamos nosotres, porque el Estado no brinda el presupuesto necesario para abastecer de insumos a todo el personal de salud. Entonces la lucha de Fuentealba cobra fuerza, revive, nos interpela y nos plantea que hoy más que nunca es necesaria la solidaridad entre trabajadores, la organización, la unidad y la pelea por la salud y la educación públicas.


Nota a Virginia Cunzolo, TELAM

📣 Compartimos nota realizada por la Agencia Nacional de Noticias Télam a la compañera Virginia Cunzolo (Secretaria Gremial)

🖇Enlace a la nota:

https://cablera.telam.com.ar/…/trabajadores-sociales-de-hos…

Trabajadores sociales de hospitales porteños reclaman el trabajo a distancia por el coronavirus

Trabajadores sociales de los hospitales de la ciudad de Buenos Aires reclamaron que se habilite el trabajo a distancia para ese servicio y pidieron mayores insumos de protección al gobierno porteño por la pandemia del coronavirus.

"Sabemos que la situación es confusa en los hospitales. Nuestra preocupación es que se pueda proteger a los pacientes pero también a los trabajadores", dijo a Télam Virginia Cunzolo, secretaria de Asuntos Gremiales de la Asociación de Profesionales del Servicio Social de CABA.

En ese sentido, Cunzolo instó a que los trabajadores sociales puedan tener el beneficio del trabajo a distancia ante la pandemia.

"En el rubro de salud las únicas licencias que están comprendidas es por tema de enfermedades preexistentes, no hay derecho de licencia por ser mayor de 60 por ejemplo. Reclamamos que se habilite el trabajo a distancia para cubrir de alguna forma el servicio. Hay muchos trabajadores que son de un grupo de riesgo o que no pueden dejar a sus hijos que están sin clases al cuidado de nadie", aseveró.

"En la Ciudad tenemos un sistema de salud dañado y desabastecido, las condiciones de trabajo vienen siendo arrasadas. Necesitamos todos los recursos para enfrentar esta pandemia: barbijos, alcohol en gel y otras medidas de acción para saber cómo manejarse", afirmó Cunzolo.

La trabajadora social precisó que "los servicios sociales están funcionando" en los hospitales porteños y aseveró que "es preocupante la situación porque trabajamos con poblaciones que no pueden resistir una cuarentena en su casa, viven al día".


Presentación de Nota al Ministerio de Salud de CABA en el marco de la pandemia

Buenos Aires, 31 de marzo de 2020
Sr. Jefe de Gobierno GCABA
Horacio Rodríguez Larreta
Sr. Ministro de Salud de CABA
Dr. Fernán Quirós

Tratándose la situación del coronavirus de una pandemia, no podemos negar la realidad de los riesgos a los que se puede llegar a someter al personal de salud, quienes están en este momento en el lugar de máxima visibilidad social. Es necesario tener en cuenta que, además de su pérdida en la lucha contra el virus por enfermedad o muerte, puede producirse un efecto desmoralizador que también llegue a la propia población.

Enfermo/as y/o muerto/as no sólo seriamos una fuente de contagio para la población, sino que no le servimos a ningún paciente ni a ningún sistema de salud.
Por eso la protección de todo el equipo de salud pasa a primer plano. También del personal de limpieza, administrativos y mantenimiento, todos esenciales para este momento.

Solicitamos como condición para llevar adelante nuestro trabajo:

1. Equipamiento individual completo para cada trabajador de la salud, de acuerdo o que corresponde según función y actividad. Capacitación continua en uso adecuado del mismo, manejo de pacientes sospechosos y puesta en práctica de protocolos actuales en la situación de emergencia sanitaria.

2. Licencia especial inmediata -sin "Comisión de evaluación", solo con presentación de certificado médico- del personal que padece enfermedades crónicas o inmunosupresoras y que forma parte de los grupos de riesgo, debiendo estar aislados en sus domicilios.

3. Licencia especial para no concurrir al hospital a todos los trabajadores y trabajadoras del hospital a partir de los 60 años. Que puedan aportar aislados, trabajando desde sus casas. Es innegable que en los mayores de 60 años y de ahí en más, aumenta mucho el riesgo de mortalidad.

4. Licencias para trabajadores de la salud que no tienen alternativa alguna para dejar a sus hijos e hijas menores. No funcionan escuelas, guarderías, no puede contarse con abuelos ni empleadas domésticas. Y hay muchos hogares monoparentales que no tienen otra opción.

5. Excepción de asistencia presencial para los concurrentes. Proceso de formación y capacitación garantizado mediante modalidad virtual.

6. Modificación de la modalidad de asistencia telefónica de las personas alojadas en hoteles por Covid-19. Que los equipos designados puedan realizar esta tarea desde el efector al que pertenecen.

7. Asignación urgente de presupuesto adecuado para enfrentar la situación, provisión de todos los insumos necesarios y el nombramiento del personal faltante, con salarios acordes a las tareas exigidas.

Asociación de Profesionales Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez
Filial AMM Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez
Residencia y concurrencia Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez
Delegación SUTECBA Hospital Ramos Mejía
APSS - Asociación de Profesionales de Servicio Social
AFAM – Asociación de Farmacéuticos Municipales
CESAC Nº 10 Hospital Penna
CESAC Nº 1 Hospital Penna
Lista 10 - Democracia y participación, AMM
APACSA - Asociacion Civil de Profesionales de Antropologia, Comunicacion, Sociologia y afines del GCBA
Asociación de Profesionales Centro de SM N°3 A. Ameghino
AGIHM - Asociación Gremial Interdisciplinaria del Hospital Moyano
Lista Beatriz Perosio - APGCABA
Centro de SM N°1 H. Rosario (Manuela Pedraza)


Basta de Violencia Machista!

Basta de Violencia Machista!

Desde la Apss nos sumamos a la iniciativa del movimiento feminista para visibilizar la situación de extrema vulnerabilidad en la que nos encontramos quienes padecemos la Violencia Machista.

El aislamiento es una situación muy conocida por quienes se ven forzadas a cortar sus vínculos, permanecer encerradas en sus hogares, bajo la opresión cotidiana. No es una elección, es la imposición de los representantes del machismo, la misoginia y el patriarcado.

Por eso, ellas, por todes, difundimos y nos sumamos al Ruidazo Federal a las 18hs.

Para que todas sepamos que no estamos solas, que somos muches quienes estamos en alerta, dispuestes a tender redes y brindar apoyo a quienes lo necesitan.

Basta de matarnos!

#alertafeminista
#bastadefemicidios
#bastadetravesticidios
#abortolegaya


 Pandemia, situación de calle y emergencia habitacional: sobrevivir en la CABA un privilegio de clase

📣 Pandemia, situación de calle y emergencia habitacional: sobrevivir en la CABA un privilegio de clase

Las políticas públicas del GCBA durante la gestión de Cambiemos muestran una orientación neoliberal que se expresa en sucesivas medidas que achican el aparato del Estado y propician los negocios empresariales incluso en áreas históricamente reservadas a las políticas sociales. Todo ello a costa de los intereses de trabajadores estatales y usuaries de estas políticas. La crisis habitacional en CABA hoy se pone en evidencia frente a la consigna de aislamiento y permanencia en domicilio, pero es consecuencia de años de considerar a la vivienda en términos mercantiles y no como un derecho fundamental y estructurante de nuestra salud.
Dicha política actúa, a través de la mercantilización de bienes y servicios, restringiendo el acceso al derecho a la vivienda y al hábitat adecuados, a la salud y la educación de calidad; y mediante sucesivas reformas o intentos de reformas laborales que precarizan las condiciones de trabajo. Todo ello en sintonía con las exigencias del FMI.

☛En el caso particular del hábitat y la vivienda, la Ciudad de Buenos Aires atraviesa una crisis estructural que afecta al 20 % de la población, alrededor de 600.000 personas. En Argentina existe un déficit de 3.200.000 viviendas y tanto en la CABA como en el resto del país es preexistente al gobierno de Cambiemos remontándose su origen a hace varias décadas. Sin embargo, en la gestiones de Cambiemos el problema se agudizó aún en la CABA, la Ciudad más rica del país y de Latinoamérica.

La problemática habitacional de la CABA responde a determinaciones estructurales donde confluyen, la existencia de un sector de la clase trabajadora desempleado o con empleos precarios cuyos ingresos no le permiten acceder a una vivienda adecuada o garantizar su permanencia en ella, y la inexistencia de políticas públicas efectivas orientadas a facilitar el acceso a la vivienda definitiva o normas que regulen aspectos como el precio de los alquileres, por lo que les trabajadores quedan a merced del mercado inmobiliario, de sus precios arbitrarios y la amenaza de desalojo permanente.

Además existe un fenómeno que involucra a la Ciudad en su conjunto, conocido como ciudad global, por el que grandes ciudades del mundo compiten para atraer inversiones a través de procesos de renovación urbana. En ese proceso el Estado juega un papel fundamental invirtiendo en infraestructura y equipamiento urbano creando las condiciones para el desarrollo de inversiones inmobiliarias. Las consecuencias son el incremento del valor de los inmuebles y los alquileres. La Ciudad se renueva ediliciamente por fragmentos mientras numerosas familias de trabajadores son expulsadas a otras áreas urbanas precarizadas o incluso fuera de la Ciudad. Otro efecto de ese proceso en el que se realizan cuantiosas inversiones inmobiliarias: existen 130.000 viviendas ociosas, lo que contrasta con las 600.000 familias en emergencia habitacional y las 7.251 personas en situación de calle.

Esta situación remite a una contradicción estructural, propia del sistema social y económico imperante y que podría sintetizarse en la vivienda como derecho versus la vivienda como mercancía.

☛Con respecto a los denominados Procesos de Integración Socio Urbana de Villas que involucra a cinco barrios de la CABA, presentan serias deficiencias tanto en la infraestructura y equipamiento urbano como en cuanto a la regularización dominial ya que la política de endeudamiento de los habitantes hace previsible su expulsión a corto, mediano o largo plazo. La desregulación de los alquileres formales e informales afecta especialmente a la de menores recursos que paga elevados alquileres para vivir en pésimas condiciones e incluso así padecer la amenaza permanente de estar en situación de calle. Es de este modo que miles de personas se encuentran transitando su aislamiento en condiciones de hacinamiento, falta de servicios fundamentales o en situación de calle, lo que perjudica aún más su estado de salud.

El vaciamiento del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), organismo encargado de implementar créditos para la compra de viviendas en el marco de la Ley 341, se traduce en el incumpliento de la ley respectiva.

Los subsidios habitacionales y los paradores, casi las únicas respuestas a la problemática, son precarios y están lejos de constituir una solución, en los últimos meses se agravó aún más la situación al imponer restricciones extremas para el acceso a dicho subsidio, excluyendo a las personas bajo amenaza de desalojo inminente.

En los últimos días, se han expulsado personas que dormían en las guardias de los Hospitales, y se han incrementado las respuestas represivas frente a la población más vulnerable. La apertura de algunos paradores de emergencia no es suficiente para resolver años de ausencia en materia de política pública habitacional.

Frente a la crisis habitacional y el papel asumido por el GCBA se erige un contrapoder constituido por una multiplicidad de puntos de resistencia. Estos aún no constituyen una fuerza capaz de contrarrestar el avance del proceso general pero crece en número y capacidad de organización.

☛Cómo trabajadores que recibimos la demanda de la población frente a sus necesidades habitacionales, denunciamos la vulneración de este derecho y reclamamos una política habitacional fundada en el derecho a la vivienda. En el marco de la actual emergencia sanitaria, seguiremos reclamando por condiciones laborales para les trabajadores de salud y de otros sectores del Estado, exigiendo que podamos contar con insumos fundamentales para desarrollar nuestra tarea.

Exigimos con urgencia una política de congelamiento en el precio de los alquileres y de suspensión de desalojos y una solución habitacional para las personas que se encuentran en situación de calle.
Sobrevivir en la CABA no puede ser un privilegio de clase.

Foto: Enrique García Medina


24M - Nunca Más!

24M-Nunca Más

Como salido de un cuento de ciencia ficción este 24 de marzo no estaremos miles recorriendo las calles, gritando Nunca Más. Sin embargo, los debates que trae consigo el recordar el 24 de marzo iluminan justamente la situación que vivimos hoy.

El Golpe de Estado militar, cívico y eclesiástico en Argentina y América Latina, se dio contra la clase trabajadora que luchaba por una sociedad más justa, igualitaria, donde lo que se privilegie no sean las ganancias empresariales sino las necesidades de la población. Estados Unidos financió y preparó las dictaduras en la región, que dejaron a la población con desempleo, pobreza y deudas externas ilegales. Un modelo económico que quedó instalado y no logramos volver a modificar, donde el desempleo aumentó generación tras generación, y que frenamos muy parcialmente gracias a las luchas del 2001 o contra la reforma previsional en el 2017.

En el sistema de salud esta realidad se vuelve evidente, durante décadas creció el sector privado y el público se vació, porque se priorizaron las ganancias de la industria farmacéutica y de las clínicas privadas, en lugar del desarrollo del sistema público bajo la gestión estatal. Esto hace que hoy, ante una pandemia, el sistema de salud no tenga la capacidad para hacer frente a esta situación. Justamente esto quería evitar aquella generación, les 30.000 compañeres desaparecides, que vivamos en un sistema donde se priorice la ganancia y no nuestra salud. Buscaban un país donde se invierta en la salud pública integral, gratuita y de calidad, para que el derecho a la salud no sea el privilegio de unes poques.

Y retomando su ejemplo de solidaridad es que podemos colectivamente pensar y llevar adelante otras medidas: la cuarentena en las circunstancias actuales sólo es posible para un sector reducido de la sociedad, las personas que viven "del trabajo del día" no tienen la posibilidad de quedarse en sus hogares porque de ser así no podrían alimentarse, les monotributistas, les que son cuentapropistas no pueden mantener la medida de forma indeterminada, etc., por eso se precisa un apoyo económico para estos sectores; se necesitan acciones que eleven la calidad de vida de la población, alimentación, vivienda digna, son imprescindibles para mejorar el estado de salud. Desde la APSS exigimos la realización de estas medidas y otras como un presupuesto sanitario de emergencia para la compra de insumos, el aumento de personal y la mejora de las condiciones laborales para que se puedan sostener las medidas de higiene y seguridad básicas para una atención adecuada que no nos cueste la vida.

Jerarquizar el rol de las Fuerzas Armadas como respuesta a la situación actual, la denuncia entre trabajadores, en detrimento de los lazos solidarios, no va a garantizar la salud de la población. El control policial por parte de los responsables del gatillo fácil, de las redes de trata, donde aún hay efectivos que se desempeñaron durante la Dictadura Militar, sólo puede traernos peores situaciones a les trabajadores. Las fuerzas militares son responsables de mucho sufrimiento para nuestro pueblo, no olvidamos, no perdonamos y no nos reconciliamos.

En un nuevo aniversario del Golpe debemos más que nunca retomar la gran historia de lucha del pueblo trabajador por los derechos humanos, cientos de miles salimos a las calles para pedir justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, contra el 2 x 1, la memoria de nuestro pueblo es faro en estos días. La calle, como lugar de encuentro, de lucha colectiva y resistencia al individualismo, hoy debe transformarse en solidaridad entre compañeres, entre vecines, serán esos lazos que seamos capaces de forjar donde radicará la fuerza para salir adelante.

Este 24 de marzo no podremos estar en la calle pero no dejaremos de recordar ni de continuar la lucha de aquelles compañeres que dieron su vida por construir una sociedad más justa e igualitaria para todes:

30.000 compañeres detenides desaparecides, Presentes! Ahora y Siempre


APSS y el Consejo Profesional de CABA comunican

☛ APSS y el Consejo Profesional de CABA

En el marco de la situación de emergencia originada por la pandemia COVID-19, la Asociación de Profesionales de Servicio Social y el Consejo Profesional de Trabajo Social CABA nos comunicamos conjuntamente con la totalidad de les colegues que se desempeñan en los “Servicios Esenciales e Indispensables” a los fines de ofrecer herramientas y recomendaciones para el auto-cuidado y el cuidado poblacional. Asimismo, reiteramos y exigimos al GCBA, en su rol de empleador y autoridad sanitaria, que aplique todas las medidas de cuidado hacia los mismos equipos de salud.

🖇 Adjuntamos aquí el Documento elaborado conjuntamente

comunicado APSS y Consejo