En un nuevo ataque a los derechos de las personas más vulnerables, el Gobierno de Macri pretende quitarle las pensiones a miles de personas con capacidades diferentes.

A raíz de una disposición de la Agencia Nacional de Discapacidad, a partir del 1 de febrero, cada persona que percibe una pensión nacional por invalidez debe volver a demostrar su invalidez. A cada domicilio les está llegando una carta a documento que informa que en el plazo de 60 días se debe renovar el Certificado Médico Oficial (CMO) para continuar cobrando dicha pensión, de lo contrario se le quitará la misma.

Este hecho en sí mismo es una forma de violencia institucional pero se ve agravado porque el Gobierno dispuso que los nuevos CMO sean firmados con una firma digital pero no implementó los medios para que en los hospitales públicos se aplique ese tipo de firma. Lo cual deja a les usuaries sin la posibilidad de renovar el CMO y con un alto porcentaje de perder su único ingreso económico.

Además, la quita de la pensión implica la perdida del Programa Incluir Salud (ex Profe), que, con muchas trabas burocráticas y demoras, otorga ciertas prestaciones básicas de salud.

Esto se suma a la paralización actual en la entrega de nuevas pensiones, hace años ya que el Gobierno dejo de aprobar el otorgamiento de pensiones, lo cual vulnera el derecho de las personas con capacidades diferentes a percibir dicho subsidio.

Desde la APSS denunciamos este hecho como una más de las medidas encubiertas del Gobierno para recortar el prespuesto y dejar a miles de personas en una situación de vulnerabilidad gravísimo.

La falta de humanidad del macrismo se reinventa día a día, no les permitamos avanzar más.

Aumento de presupuesto para pensiones y programas sociales!

Por una salud pública, gratuita y de calidad!