En la última reunión de presidentes y secretaries generales en Federación la propuesta de la APSS fue la de resistir la implementación del control biométrico de presentismo mediante el establecimiento de, al menos, cinco condiciones a cumplirse por el gobierno previas y urgentes a las necesidades de control (por ejemplo la recomposición de nuestros salarios, la finalización de la atención de CESACs en trailers, la construcción adecuada de obras para el correcto desarrollo asistencial, la creación de cargos para solucionar la falta de dotación hospitalaria, entre muchos puntos urgentes y necesarios para nuestras condiciones laborales y la salud pública).

Estas iniciativas se llevan en consonancia a las propuestas por nuestro cuerpo de delegades, quienes vienen discutiendo e implementando una campaña de visibilización de nuestras precarias y riesgosas condiciones laborales. Sin embargo, entendemos el Consejo Ejecutivo de esa organización ha tomado otra vía. Compartimos el comunicado de Federación acá.